×

Seguro obligatorio de Riesgos del Trabajo: ¿Cómo se aplica en Argentina?


 

En Argentina (igual que en muchos países) los riesgos del trabajo pueden generar el deber de indemnización, cuando los mismos no son debidamente controlados y terminan en un accidente o enfermedad laboral.

Sin embargo, diferentemente de Brasil, por ejemplo, (donde hay el INSS – Instituto Nacional de Seguridad Social), no hay en la estructura gubernamental argentina un organismo responsable por pagarle el sueldo al trabajador, mientras esté en tratamiento, o siquiera la correspondiente indemnización en los casos de daños o muerte.

Los responsables por el pago y las indemnizaciones que correspondan son las Aseguradoras de Riesgos del Trabajos y las Autoaseguradoras. Estas por su vez son fiscalizadas por la SRT – Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Antes que nada, vamos a aclarar que son las ART´s y sus principales funciones.

Las Aseguradoras de Riegos del Trabajo – ART’s

La Ley Nacional 24.557/95 – Ley de Riesgos del Trabajo/LRT estableció el seguro de riesgos del trabajo para todas las empresas que contraten trabajadores. Es decir, las empresas deben contratar obligatoriamente una “Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART)” de su libre elección, a la excepción de los empleadores autoasegurados, los que puedan garantizar asistencia debida a los enfermos y accidentados en el trabajo.

Son llamadas de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) las empresas privadas que, cuando contratadas por los empleadores, les faciliten el debido asesoramiento en las medidas de prevención y las condiciones de repararles a los trabajadores los daños en casos de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales.

Las ART´s deben estar autorizadas por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo – SRT y por la Superintendencia de Seguros de la Nación, Organismos que verifican el cumplimiento de los requisitos de solvencia financiera y capacidad de gestión.

Ellas tienen como obligación:

  1. Brindar todas las prestaciones que fija LRT y sus modificatorios, tanto preventivas como dinerarias, sociales y de salud;
  2. Realizar la evaluación periódica de los riesgos existentes en las empresas afiliadas y su evolución;
  3. Evaluar la verosimilitud de los riesgos que declare el empleador;
  4. Brindar asesoramiento y asistencia técnica a los empleadores y a sus trabajadores en materia de prevención de riesgos del trabajo;
  5. Visitar periódicamente a los empleadores para controlar el cumplimiento de las normas de prevención de riesgos del trabajo;
  6. Denunciar los incumplimientos de los empleadores a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo;
  7. Promover la prevención, informando a la SRT acerca de los planes y programas exigidos a las empresas;
  8. Efectuar los exámenes médicos periódicos para vigilar la salud de los trabajadores expuestos a riesgo;
  9. Mantener un registro de siniestralidad por establecimiento;
  10. Controlar la ejecución del Plan de Acción de los empleadores y denunciar ante la Superintendencia de Riesgos del Trabajo los incumplimientos.
  11. Informar a los interesados acerca de la composición de la entidad, de sus balances y de su régimen de alícuotas;

Según la legislación, teniendo en cuenta las ART’s registradas en la SRT, actualmente el empleador puede elegir libremente entre las 22 aseguradoras. La cuota mensual es la misma para todas, por lo tanto, el precio no es una variable para tener en cuenta al momento de elegir.

Si el empleador no realiza el trámite de afiliación, la SRT le asigna una ART de oficio, luego del pago del aporte. La mayoría de los empleadores contratan una de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo, pues la estructura para garantizarle a los trabajadores la debida asistencia médica y el soporte técnico y operacional les  puede salir  caro a muchas empresas.

Resulta que, cómo señalado el Sistema de Riesgos del Trabajo también permite que los empleadores se autoaseguren en vez de afiliarse a una ART. Para esto, deben poder cumplir los requisitos técnicos y financieros necesarios para poder brindar las prestaciones médico-asistenciales, dinerarias y preventivas previstas en la ley. Un empleador para ser autoasegurado debe contar con la aprobación especial de la SRT.

Para tanto, deberá acreditar:

I – Solvencia económico-financiera para afrontar las prestaciones de LRT;

II – Garantía de los servicios necesarios para otorgar las prestaciones de asistencia médica y las demás previstas en el artículo 20 de la presente ley (rehabilitación; recalificación profesional, etc.).

Las Funciones de Las ART´s e Empleadores Autoasegurados

La ART debe encargarse de reparar los daños económicos en casos de accidentes de trabajo o enfermedades profesionales que sufran los trabajadores. Si un trabajador sufriera un accidente de trabajo o una enfermedad profesional, la ART se hace cargo de:

  1. Su atención médica inmediata;
  2. Pagarle el sueldo mientras esté en tratamiento;
  3. Pagarle las indemnizaciones que e correspondan;
  4. El empleador deberá pagarle a trabajador solo los diez (10) primeros días de sueldo;

Además, los contratos entre la ART y los empleadores deben incorporar un plan de mejoramiento de las condiciones de higiene y seguridad, que debe indicar las medidas y modificaciones que los empleadores deben adoptar en cada uno de sus establecimientos para adecuarlos a la normativa vigente, fijándose en veinticuatro (24) meses el plazo máximo para su ejecución. Es decir, es de responsabilidad de las ART´s elaborar el plan de mejoramiento y garantizar que las medidas preventivas estén siendo llevadas a cabo por el empleador, realizándose obligatoriamente la denuncia de los incumplimientos a la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) que actualmente está vinculada al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

¿Qué situaciones están cubiertas y cuáles no?

La cobertura de riesgos del trabajo en casos de accidente de trabajo o enfermedad profesional abarca:

  1. La indemnización correspondiente en los casos de disminución de la capacidad laboral;
  2. prestación dineraria mensual en período de incapacidad laboral temporaria;
  3. prestación dineraria por gran invalidez;
  4. recalificación profesional;
  5. asistencia médica y farmacéutica;
  6. prótesis y ortopedia, rehabilitación;
  7. servicio funerario en los casos de fallecimiento;

Sin embargo, se encuentran fuera de la cobertura del Sistema de Riesgos del Trabajo, las situaciones a continuación:

  1. Los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales causados por dolo del trabajador o por fuerza mayor extraña al trabajo;
  2. Las incapacidades del trabajador preexistentes a la iniciación de la relación laboral y acreditadas en el examen preocupacional efectuado según las pautas establecidas por la autoridad de aplicación.

Por lo que se puede verificar en los ítems arriba, por un lado, el empleador debe tener en cuenta las medidas preventivas adecuadas para evitarse los accidentes y garantizar que los exámenes preocupacionales correspondientes sean hechos antes de la contratación del empleado. Por otro lado, los trabajadores deben observar las normas de salud y seguridad para que evitar los accidentes y jamás actuar de manera que pueda provocar o facilitar que un accidente o enfermedad ocurra consigo mismo. De lo contrario podrá encontrarse totalmente desamparado por las aseguradoras de riesgo del trabajo.

SOGI: Soluciones más completa para su gestión

Objetivo del Seguro Obligatorio

La Ley de Riesgo del Trabajo plantea (teóricamente) la reducción de la siniestralidad laboral a través de la prevención de los riesgos laborales, basándose en la obligación de desarrollar y mantener planes de mejoramiento y de vigilar continuamente las condiciones y medio ambiente de trabajo, como asimismo el deber de monitorear el estado de salud de los trabajadores, teniendo en cuenta la exposición a estos riesgos, a través de la realización de exámenes médicos periódicos.

Sin embargo, para que efectivamente dicho objetivo sea alcanzado es necesario que las acciones de fiscalización sean llevadas a cabo por la SRT de manera a garantizar que tanto los empleadores y los trabajadores cumplan con sus deberes, así como las ART´s hagan su parte facilitando el debido soporte y asistencia siempre y cuando necesario.

Conclusión

Las ART’s son instituciones importantes tanto en la prevención de accidentes y enfermedades como en la asistencia a los trabajadores que sean acometidos de una enfermedad o sufran algún accidente laboral. Por lo tanto, las empresas deben tomar las debidas precauciones en el momento de la elección de su afiliada para que seleccione una que les facilite el debido soporte técnico y operacional. 

Sin embargo, cada empresa debe estar atenta a las obligaciones que le corresponda, incluso aquellas que abarcan los derechos y deberes laborales en especial las que traten de cuestiones de Salud y Seguridad Laboral. Para el reto de conocerlas y acompañar todos sus cambios, se puede contar con empresas expertas y dedicadas a esta tarea.

Verde Ghaia es una empresa dedicada a ese tipo de servicio que cuenta con profesionales expertos, recursos tecnológicos para actualizar, analizar y revisar a diario, todas las normativas nacionales, provinciales, departamentales y municipales de los diversos países de Sudamérica y facilitarles a las empresas las informaciones legales estratégicas en una plataforma sencilla e inteligente.

Para conocer mejor dichas soluciones haga click aquí  o envíe un correo a lira@verdeghaia.com.br.

Elias Temponi  | Abogado, Consultor y Coordenador Jurídico – Verde Ghaia



Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *