×

El COVID-19 y los principales cambios en las relaciones laborales Argentinas


 

Después que la pandemia del COVID- 19 alcanzó Argentina, fueran necesarios muchos cambios en la vida de las personas. Esto también se pasó tanto en China, Italia, España, Brasil y desafortunadamente en Argentina no fue diferente. La situación de aislamiento social por la que muchos están pasando hizo con que las reglas laborales también fuesen modificadas para garantizar una relación de trabajo segura en que la prevención de la salud de los trabajadores y sociedad en general, pudieran ser preservadas.

Por medio del Decreto nº 297/2020 se tomó la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio por un plazo determinado, durante el cual todas las personas deberán permanecer en sus residencias habituales o en el lugar en que se encuentren y abstenerse de concurrir a sus lugares de trabajo”, aunque les sean garantizados a  los trabajadores y trabajadoras del sector privado el derecho al goce íntegro de sus ingresos habituales en los términos que establecerá la reglamentación del MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL.

De esa manera, el punto principal es que si un trabajador estuviera en su casa y sufrir algún accidente o enfermedad (incluso el propio COVID-19), podrá caracterizarse como un accidente de trabajo o enfermedad profesional y, por ello, recibir toda la asistencia de la Aseguradora de Riesgos del Trabajo (sepa más en Seguro obligatorio de Riesgos de Trabajo – ¿Cómo se aplica en Argentina?) a que su empresa esté afiliada, basándose en la Resolución MT Nº 21, de 16-03-2020 la que establece “los empleadores que habiliten a sus trabajadores a realizar su prestación laboral desde su domicilio particular en el marco de la emergencia sanitaria dispuesta por el Decreto N° 260/20 deberán denunciar a la ASEGURADORA DE RIESGOS DE TRABAJO (A.R.T.) los datos referentes al trabajador habilitado”.

La misma resolución del Ministerio del Trabajo señala que el domicilio denunciado será considerado como ámbito laboral a todos los efectos de la Ley N° 24.557. En efecto, en caso de que se haya comprobado que el trabajador se accidentó o se acometió de una enfermedad durante, o debido a las actividades laborales, lo mismo tendrá todos los derechos de asistencia y/o indemnizaciones que correspondan, según las consecuencias del hecho.

Además, la Resolución MT Nº 207, de 16-03-2020, suspendió el deber de asistencia al lugar de trabajo, con goce íntegro de sus remuneraciones, a todos los trabajadores y las trabajadoras que se encuentren en las situaciones descriptas a continuación:  

a. Trabajadores y trabajadoras mayores de sesenta (60) años de edad, excepto que sean considerados “personal esencial para el adecuado funcionamiento del establecimiento”. Se considerará “personal esencial” a todos los trabajadores del sector salud;

b. Trabajadoras embarazadas;

c. Trabajadores y trabajadoras incluidos en los grupos de riesgo que define la autoridad sanitaria nacional”.

Asimismo, ya se determinó como parte del grupo de riesgo, las personas que poseen:

1. Enfermedades respiratorias crónica: enfermedad pulmonar obstructiva crónica [EPOC], enfisema congénito, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, fibrosis quística y asma moderado o severo.

2. Enfermedades cardíacas: Insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria, valvulopatías y cardiopatías congénitas.

3. Inmunodeficiencias.

4. Diabéticos, personas con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses”

SOGI: ¿Por qué utilizarlo en mi empresa?

Relaciones laborales en Argentina

Para el debido cumplimiento del Decreto nº 297/20 la Resolución MT Nº 219, de 19-03-2020 también determinó que os  trabajadores  y  trabajadoras  alcanzados  por  el  “aislamiento  social  preventivo  y  obligatorio  quedarán dispensados del deber de asistencia al lugar de trabajo, y aún, estableció que “cuando sus tareas u otras análogas puedan ser realizadas desde el lugar de aislamiento deberán en el marco de la buena fe contractual, establecer con su empleador  las  condiciones  en  que  dicha  labor  será  realizada”. 

Se estableció que “quienes efectivamente acuerden  este  modo  de  realización de sus tareas, percibirán su remuneración habitual en tanto que, en aquellos casos que esto no sea posible, las sumas percibidas tendrán carácter no remuneratorio excepto respecto de los aportes y contribuciones al sistema nacional del seguro de salud y al Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados.”

Por último, el Decreto nº 329 de 31/03/2020 dispuso en el marco de la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social establecida por la Ley N° 27.541, la ampliación de la emergencia sanitaria dispuesta por el Decreto N° 260/20 y su modificatorio, el Decreto N° 297/20 que estableció la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, su prórroga hasta el día 12 de abril.

Sin embargo, esa prórroga sigue siendo ampliada sucesivamente a través de decretos del ejecutivo. (El último Decreto nº 493 publicado el 25 de mayo de 2020 ha prorrogado el aislamiento hasta el 07 de junio de 2020).

Este Decreto nº 329/2020 , que fue publicado en el boletín oficial de Argentina en el 01/04/2019, determinó la prohibición del despido sin justa causa y por las causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor por el plazo de SESENTA (60) días, contados a partir de la fecha de  su publicación. Asimismo, prohíbe además las suspensiones en las mismas situaciones y plazos.

Sin embargo, se exceptúan de esta prohibición las suspensiones efectuadas en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, o sea, las que sean pactuadas individual o colectivamente con el pago de prestaciones no remunerativas “que se entreguen en compensación suspensiones de la prestación laboral y que se fundaren en las causales de falta o disminución de trabajo, no imputadas al empleador, o fuerza mayor debidamente comprobada”.

¿Como es possible monitorear varios requisitos?

Con esas medidas, el gobierno argentino intenta preservar los puestos de trabajo durante la pandemia, pero la excepción que se permite puede abarcar un número significativo de empresas.  Sin embargo, si todos hicieren su parte, observar las recomendaciones de los organismos de salud, los expertos avanzaren en los estudios sobre las vacunas y tratamientos y el gobierno facilitarles a los hospitales y centros de salud pública los equipos adecuados y suficientes, puede ser que este estado de emergencia pública pase rápido y no tengamos un número significativo de situaciones que puedan encuadrase en la excepción arriba y tampoco generar grandes despidos.

Como se deduce, son muchos cambios en las actividades laborales (aunque temporales) que se dieron a causa del COVID-19 y para quedarse atento a todos los detalles legales y la mejor manera de llevarlos a cabo, es importante contar con una empresa de consultoría especializada y con recursos tecnológicos que le garantice el soporte técnico rápido y eficiente de cualquier lugar del mundo, por medio de una plataforma que le ayude en la toma de decisión en los momentos más críticos.

Verde Ghaia es una empresa dedicada a ese tipo de servicio que cuenta con profesionales expertos, recursos tecnológicos para actualizar, analizar y revisar a diario, todas las normativas nacionales, provinciales, departamentales y municipales de los diversos países de Sudamérica y facilitarles a las empresas las informaciones legales estratégicas en una plataforma sencilla e inteligente

Para conocer mejor dichas soluciones haga click aquí  o envíe un correo a lira@verdeghaia.com.br

Elias Temponi  | Abogado, Consultor y Coordenador Jurídico – Verde Ghaia


Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *