×

¿Qué es una Auditoría Jurídica?


 

Un líder o gestor no tiene como atenderle a todo en la empresa porque es humanamente imposible conocer todos los procesos, procedimientos y leyes que rigen las actividades que la compañía desempeña. Por eso, es que las grandes empresas cuentan con sectores especializados por áreas, para optimizar su desempeño y llevar a cabo su trabajo de la forma más adecuada posible en pro de resultados mejores.

Uno de esos sectores es el departamento jurídico, que normalmente no era muy valorizado dentro de una empresa, pero en los últimos años se ha vuelto cada día más estratégico e importante, relacionándose prácticamente con todas las áreas: marketing, comunicación, finanzas, ventas, etc.

La auditoría jurídica, su objetivo y relevancia

Su importancia viene del hecho de que, al contrario de lo que ocurría hace algunos años, solo se recurría al departamento jurídico cuando había problemas, pero hoy, en empresas modernas, tiene un papel importante en la prevención, actuando bajo la premisa de que los mayores problemas jurídicos pueden ser evitados.

En este sentido, entra en escena la auditoría jurídica o auditoría legal, que es considerada una de las más importantes herramientas de gestión empresarial y trae innumerables ventajas de manera simple y objetiva.

Los auditores jurídicos que realizan esa auditoría son en esencia los abogados del departamento jurídico de cada empresa cuya especialidad jurídica se basa en conocimientos de derecho civil, tributario, laboral, gestión y finanzas. Esa labor, sea hecha por auditores internos o por contratación de una asesoría externa, organiza los asuntos empresariales internos de forma preventiva para garantizar más seguridad y oportunidades de éxito.

Auditorías tienen una función principal

Esas auditorías tienen como función principal disciplinar los procedimientos corporativos y son una forma de verificar la realidad legal y la utilización del ordenamiento jurídico para potencializar la gobernanza, y así desarrollar las actividades con seguridad y con el mínimo de intervenciones litigiosas, orientando a los responsables a actuar siempre dentro de la ley.

La auditoría legal es una herramienta importante en la gestión empresarial, que puede ser implementada para garantizar la seguridad de sus controles internos y la calidad de sus activos. Por eso, el auditor jurídico se enfoca en la detección de desvíos de conducta, fraudes y corrupción en la empresa o en las partes interesadas que puedan perjudicarla, propiciando a través de las auditorías,

mecanismos capaces de conferirle mayor seguridad ante el mercado. Además, es un proceso que conduce a la reducción de los riesgos operacionales, de adquisición, fusión, incorporación, transformación societaria, financiamiento y alianzas comerciales.

¿Cómo se hace una Auditoría Jurídica?

La auditoría jurídica debe hacerse en todas las áreas de la empresa, pasando por el departamento administrativo, de contabilidad, financiero y las áreas operacionales y de recursos humanos. Mientras mayor sea el conocimiento de cada uno de los sectores, más se reducen las oportunidades de sufrir penalizaciones, multas, acciones onerosas o de incumplir la ley.

Se inicia averiguando los procesos, procedimientos y atribuciones, conductas y documentos de todos los sectores y departamentos de la empresa, y en ese proceso de revisión completa se debe verificar el cumplimiento de la ley.

Con base en ese levantamiento, se elaboran informes y pareceres jurídicos que contienen sugerencias sobre las mejores estrategias para reducir costos, adecuarse a las leyes y brindarles más seguridad jurídica a los negocios empresariales. Y es importante destacar, que cuando se vaya a realizar una auditoría jurídica mediante contratación externa, no deben escatimarse esfuerzos e invertir em empresas idóneas y serias para no correr riesgos posteriores.

¿Por qué hacer una Auditoría Jurídica?

Algunos de los motivos para realizar una auditoría de ese tipo son:

  • Es fundamental para verificar y evaluar los procedimientos y aspectos administrativos, legales, éticos y financieros del negocio.
  • Se obtiene mayor conocimiento de todos los sectores y departamentos de la empresa, a través del levantamiento de datos, de sugerencias para adecuarse y de mejores estrategias.
  • Se pueden disciplinar los procesos corporativos para evitar errores, disminuir riesgos, evitar gastos adicionales y perjuicios.
  • Los procedimientos empleados se pueden adaptar a cada situación de acuerdo a las necesidades.

¿A cuáles beneficios pueden aspirar las empresas?

Sin duda el que desea crecer y diferenciarse en el mercado, demostrando el compromiso con los aspectos legales y éticos, necesariamente debe realizar auditorías jurídicas en su negocio, lo que no va a impedir que la empresa pase por crisis o tenga perjuicios, pero sí van a ofrecerle la oportunidad de regularizarse, además de mejores estrategias de actuación en pro del crecimiento, evitando grandes problemas y dolores de cabeza.

Por otro lado, la auditoría jurídica va a dejar en evidencia los puntos vulnerables de la empresa y señalar dónde se deben hacer correcciones y si es posible. Por lo tanto, esa auditoría es esencial para el éxito de la empresa, brindándole la oportunidad de adecuarse a su realidad y haciéndola día tras día más eficiente y pragmática, exactamente por permitirle actuar de forma preventiva.

De esa forma, al tener como foco la prevención y la identificación de posibles fallas u omisiones, la auditoría jurídica representa una posibilidad efectiva de corregir y de mejorar el proceso gerencial empresarial, brindándole seguridad jurídica, eficiencia y mejoras en la gobernanza corporativa.

¡Hable con nosotros y sepa más sobre cómo la auditoría jurídica puede beneficiar su negocio!


Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *