×

Educación a Distancia: Productividad en las Empresas


 

No hay forma mejor de mantener al personal entusiasmado y enfocado que invertir en su educación y en su perfeccionamiento, pues todos sabemos que un equipo de trabajo desmotivado puede disminuir mucho el rendimiento y los resultados de cualquier empresa.

Por eso, es fundamental que se les dé una atención real a los colaboradores, procurando siempre mantenerlos motivados y cualifi­cados. Y en ese sentido, la educación a distancia aplicada a la empresa o negocio puede ser una gran aliada, aumentando considerablemente la productividad. ¿Quiere algunos motivos para invertir en el capital humano a través de la educación a distancia? Entonces, vamos a eso.

Por eso, es fundamental que se les dé una atención real a los colaboradores, procurando siempre mantenerlos motivados y cualifi­cados. Y en ese sentido, la educación a distancia aplicada a la empresa o negocio puede ser una gran aliada, aumentando considerablemente la productividad. ¿Quiere algunos motivos para invertir en el capital humano a través de la educación a distancia? Entonces, vamos a eso.

Una de las mayores ventajas de la educación a distancia es con seguridad la flexibilidad que le permite al alumno estudiar cómo, cuándo y desde donde quiera, organizándose de la forma que considere más adecuada: Sea durante el intervalo del trabajo, durante la hora de almuerzo o después del horario laboral, que le ayudan a no perder tiempo con desplazamientos, tránsito y otros inconvenientes. Además, puede estudiar mientras realiza otras actividades: manejando, en el autobús o haciendo una caminata.

La educación a distancia fue justamente creada para facilitarle la vida a los que siempre andan apurados, para los que disponen de poco tiempo libre y para los que no les gusta mucho la forma de aprendizaje común, pues se trata de un tipo de enseñanza que se centra en el alumno y no en el profesor.

Garantía de Aprendizaje

En la educación a distancia, quien organiza los horarios y decide el formato de la enseñanza es el alumno y eso asegura un aprendizaje efectivo.  Por otro lado, las plataformas generalmente están disponibles durante 24 horas para facilitar el acceso a los cursos y muchas veces se pueden descargar los materiales para uso on‑line y utilizar celulares y tabletas.

La tutoría también fue creada para darle énfasis al proceso de aprendizaje remoto. Por eso, los tutores están disponibles siempre para aclarar dudas y atender a cada alumno individualmente. En ese sentido, es idóneo buscar cursos suministrados por especialistas que, además de su conocimiento teórico, actúan en sus áreas, pues eso permite que la enseñanza integre estratégicamente lo didáctico y lo práctico.

Es importante también buscar una plataforma que sea simple, fácil de usar y muy intuitiva en las que el foco sea enseñar al alumno y no haya barreras tecnológicas.

La educación a distancia es una estrategia que garantiza un buen aprendizaje y les permite a los profesionales prepararse mejor y al mismo tiempo beneficia a las empresas en cuanto a mantener la motivación de su personal, propiciando mejores resultados.

Aumento Directo de la Productividad

Un empleado cuali­ficado es un empleado motivado y eso se traduce en productividad para la empresa. Más que productivo, ese empleado motivado se conecta mejor con el mercado en el que actúa y adquiere un conocimiento cada vez más profundo y diversificado, que le permite reaccionar, adaptarse a los cambios y absorber mejor el impacto de las innovaciones de su área.

Además, esa motivación, que es producto de la oportunidad de crecer y desarrollarse afianza su vínculo con la empresa, creyendo y representando con más propiedad y entusiasmo la marca para la cual dedica su labor.

Costo beneficio

Otra gran ventaja de la enseñanza a distancia es el hecho de ser más económica en comparación al modelo convencional, pues por no necesitar una infraestructura para actividades presenciales, la ausencia de gastos con locales físicos, les permiten a las instituciones ofrecerlos a precios más asequibles.

Desde 2003 hasta hoy, la modalidad de enseñanza a distancia fue la que más creció en el mercado. Ese crecimiento también propició el surgimiento de competidores, conllevando a precios más justos y atrayendo a muchos para esa forma de estudio.

Para las empresas, la enseñanza a distancia representa una gran economía a la hora de ofrecerles entrenamiento y cualifi­cación a sus colaboradores, pues la inversión no supone gastos de logísticas ni detener o reducir las tareas del personal.  

Por eso, la tendencia a ese tipo de enseñanza prevé crecer cada día más y convertirse en una de las principales estrategias de perfeccionamiento, actualización de alta calidad y rentabilidad para los empleados.


Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *